Me estoy mareando

viernes, marzo 17, 2006

Consultorio Sentimental


Voy a iniciar una nueva sección de consejos amorosos. La cosa es sencilla, sereis vosotros quienes aconsejeis a todo el que me escriba a mestoymareando@gmail.com, contando sus problemas emocionales.

Iniciamos esta sección con la consulta de una amiga, que aunque no me la ha enviado por escrito, seré yo quien relate su historia:

Fui a la comisaría esa mañana de lunes a denunciar el robo de mi bolso. Estando con unas amigas en el Maremagnum, algún bandido me lo birló, me había hartado a invitar a cubatas a niñatos y volví a casa sola y sin un euro. Había formulado la denuncia por teléfono y fui a firmarla .
Estando en la cola vi sus ojos tras el mostrador clavados en mi. Su uniforme impecable destacaba entre los demás compañeros. Me temblaron los tacones y comencé a sudar como si tuviera la gripe del pollo. Llegó mi turno, entregué los impresos necesarios junto con mis fotos tamaño carné para renovarme el DNI, él cogió una de ellas y sonrió al verla.
Poco después recibí una carta del amable agente en la que, aún saltándose algunas normas que tienen en el cuerpo, me invitaba a tomar un café dos días más tarde. Seguí sus instrucciones y le envié un sms al teléfono indicado, aceptando su invitación.
A partir de ahí todo ha sucedido muy rápido y después de 20 días y otros tantos cafes, copas y cenas, ya lo tengo metido en casa casi a diario.
Sexualmente nos va bien, yo llevaba mucho tiempo tocándome sola y la diferencia se nota. La verdad es que me tiemblan los puentes que tengo entre muela y muela cada vez que me mete la lengua. Las horquillas me saltan del pelo como resortes en cuanto pone una mano en mis nalgas y me dice: "Mira cómo me pones! rumbera!".
Cada día al llegar a casa, después de gestionar cientos de DNI y limpar nuestras calles de indeseables, comprueba si los teléfonos están pinchados, si hay micros en los jarrones, me interrogaba acerca de lo que había hecho durante el día etc. Al principio me hacía gracia, era como tener a Colombo en casa.
Apostaría a que ha indagado si mis amigas están fichadas y no para de comprar nuevos teléfonos móviles porque está seguro de que algiien pincha sus sms y llamadas.
Algunas noches le da por cachear a mi vecino el del 5-2, más de la cuenta diría yo, con la excusa de imponer seguridad en el edificio, se esta poniendo morao y para mi que mi vecino se pone "tonto" cuando ve a mi novio.
No me gusta que venga a buscarme al trabajo con el coche de faena, mis vecinas comienzan a pensar que soy una delincuente habitual y algunas se agarran al bolso más de lo normal en cuanto me ven. No soporto que cada vez que me meto en el coche, incline mi cabeza para que no me haga daño con la puerta, como hace con los esposados y mucho menos que a veces me cubra la cabeza con una chaqueta, como cuando los asesinos salen por la tele. Me estoy creando una fama en el barrio que no veas y ni siquiera los chinos vienen a ofrecerme dvd´s piratas.

Qué hago ante tanto control? como le digo que su trabajo está minando nuestra relación? Y si le va la chicha y la limoná? Estoy muy mosqueada con el tema!!.

XXX Incógnita.

2 Comments:

At 12:33 p. m., Blogger Bettiboop said...

Hola cari!!!

Pues yo le dejaría sin más. Que plasta! Aunque se le tiran los uniformes.... es difícil.

Besos

 
At 9:50 a. m., Blogger Torontontero said...

Llama a la policía

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Estadisticas visitas
Internet MarketingContactosTacanoBecasFotolog