Me estoy mareando

viernes, mayo 26, 2006



Escucho en la radio una entrevista a un importante científico español que está intentando demostrar que las ondas de alta frecuencia de los teléfonos móviles pueden ser nocivas para sus usuarios. Todavía no ha podido estraer conclusiones definitivas ya que pocas empresas están dispuestas a financiar sus estudios, a no ser que estén destinados a eliminar a la competencia.
Hace muchos años, cuando no existían estos aparatos recuerdo que cuando quedabas con alguien debías confiar en el destino para que esa persona no te dejara plantado ante cualquier imprevisto. Cuántas veces no habremos corrido, desesperados, por los pasillos de metro, por las calles o en busca de un taxi para no llegar tarde a nuestra cita! Ahora todo se resuelve con un simple sms o una llamada.
Cuando entré a trabajar en Movistar prometí ser el único bicho raro que no tuviera teléfono móvil. En menos de tres meses tuve mi primer aparato y en menos de un año ya había tenido 5 modelos distintos con sus correspondientes líneas.
Mi departamento era el de bajas y el cometido del equipo que dirigía, evitar que los clientes se fueran de la compañía. La empresa celebraba nuestros éxitos regalándonos placas o relojes que recordaban el número de clientes que permanecían en alta. Muchos de ellos, eran algo así como prisioneros de ofertas especiales, nuevos aparatos o servicios exclusivos que ni siquiera utilizaban. "Por favor, yo lo que quiero es un teléfono para llamar y que me llamen y no este chisme que no entiendo", era uno de los argumentos utilizados por los clientes que más me enternecía ( a la compañía no).
Nuestras estrategias para evitar la anulación del contrato eran potentes, pero recuerdo a un cliente en especial, que cansado de pagar una línea que seguía utilizando su ex mujer llamó para suspenderla. El agente que recibió la llamada, en una astuta sesión de terapia telefónica intuyó algunos motivos de la separación y logró disuadirlo, haciéndole caer en la cuenta de que si rescindía el contrato, dejaría de recibir facturas y si no recibía facturas, no sabría a qué teléfonos estaba llamando su ex. Retorcido, verdad?
Y es que al margen de las nuevas tecnologías, de prestaciones increíbles o super-modelos de nueva generación, el ser humano es especialista en complicarse la existencia.

5 Comments:

At 11:44 p. m., Blogger joseSTEREO said...

uy, me has dejado fino con lo de las facturas de la ex

yo soy de uso de movil minimo. Lo llevo siempre conmigo por si pasa algo, pero a la hora de pasar la factura lo normal es que me carguen el consumo mínimo mensual

eso dice mucho de mí, no?

 
At 3:33 a. m., Blogger Prote0 said...

En mi caso el uso del movil se reduce al cero. Tengo dos moviles, uno con un numero Español y otro Ingles.

Al primero nadie me llama por el problema de las tarifas (aparte de ser caras, la mitad la paga la persona en España y la otra mitad yo. Un timo) Al segundo tampoco, porque no tengo amigos Ingleses.

En fin, que los uso como despertadores o como reloj (yo nunca llevo reloj de muñeca)

Prefiero los moviles simples. Los 3G que se los queden l@s "Fashion Victims".

Un saludo

 
At 6:37 a. m., Blogger FENNEC said...

Yo curré en el 1004 hace un año y la verdad hay de anécdotas para escribir un libro. A ver si algún dia me pongo a recordar chorradas y escribo algo sobre ello :)

 
At 12:41 p. m., Blogger sony said...

No pues sí se pasó aquel cuate de las facturas de la ex, deveras que a veces para vender hay que ser muy creativo.

A mi se me hace muy práctico tener celular, aunque el mío es de prepago, así que afortunadamente la factura no llega a mi casa(jajaja!). Se me hace práctico porque hay veces que mientras va uno en el transporte público, a veces me olvida decirle a alguien tal o cual cosa, y en ese momento se la digo, o por ejemplo, si ando en la calle y dejé mi ropa tendida y llueve, llamo a mi casa para que por favor la quiten, o simplemente si quedé de ver a alguien y no conozco mucho el lugar, le llamo para que me dirija hacia donde está o para que venga donde yo estoy.

Además de que puedo sacar fotográfías o video cuando la situación lo amerite, por cierto que me acuerdo porque decidí comprar un celular con cámara, solo porque una vez iba pasando por el auditorio nacional, ví que había mucha gente y me acerqué y resulta que había un evento en el que Tom Cruise estaba presentando su nueva película y en ese momento estaba dando una sesión de fotos al público en general, y como yo no iba preparada me dí de topes por no tener a la mano una cámara!, curioso pero asi fue. Por cierto que en persona waw!!!, aguanta "Tomás Cruz".

 
At 5:21 p. m., Blogger el said...

demos gracias ke aki en mexico se usa mucho la recarga de saldo con tarjetas prepagadas....

y yo era igual ke tu ahora estoy exclavisada a este apartito. con tal de comunicarme y me manden mensajitos tontos...

saludos

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Estadisticas visitas
Internet MarketingContactosTacanoBecasFotolog