Me estoy mareando

viernes, mayo 12, 2006

Espacio vital



A menudo, en el metro, el bus o el tren, nos sentimos incómodos porque el de al lado se acerca disimuladamente para ojear nuestro periódico. Hay gente que lo hace con un tremendo descaro que llega a ser irritante. Yo mismo me he sorprendido a veces invadiendo esos centímetros ajenos tratando de averiguar más sobre el titular de la revista que tiene el de al lado. Un impulso irresistible nos lleva a ojear lo ajeno, no podemos resistirnos a ver el libreto del cd que se ha comprado nuestro compañero de viaje, el título del libro que está leyendo, cómo va a ser nuestro día según el horóscopo etc. Temas, que en otras circunstancias no tendrían ninguna importancia. Pero, qué ansiedad sentimos cuando nuestro invadido se da cuenta de nueestra intromisión y tapa su revista, la cierra o pasa página, como cuando en clase el listillo de turno protegía con su cuerpo la hoja de exámen para que nadie copiara.
Dos trabajadoras de una misma empresa han iniciado una curiosa campaña contra un señor con el que suelen coincidir en el tren, según las dos mujeres las acosa presionando sus cuerpos únicamente con el codo, mirándolas de reojo e invadiendo su espacio vital. Las dos habían tenido experiencias por separado con el mismo sujeto hasta que un día lo vieron a la vez y se confesaron la una a la otra. Fue en ese momento cuando decidieron hacerle una foto con el móvil de una de ellas para difundir su imagen por varias estaciones, advirtiendo del peligro de este supuesto acosador de mujeres. Las promotoras de esta campaña definen en un periódico local a este hombre como border-line y obseso sexual, aunque una de ellas afirma haberlo visto jugando a las máquinas en los bares y bebiendo cerveza, por lo que, ha deducido que no debe sufrir un retraso mental muy profundo (extrañas conclusiones, verdad?).
El caso es que han consultado con algunos expertos del barrio (es decir, un amigo policía o abogado) que les han advertido, que sus pruebas no son los suficientemente sólidas para realizar una denuncia formal en comisaría. No seré yo quien defienda a los sobones de los transportes públicos, personajes, que yo creía casi en extinción, pero, os parece correcta la campaña de ataque que han iniciado ellas? Dónde empieza la invasión del espacio ajeno y dónde el acoso sexual? Un codo puede ser una zona erógena para alguien que lo presiona contra unas costillas?

11 Comments:

At 12:53 a. m., Blogger Prote0 said...

Llegar a ese extremo ya no es normal. Habria que preguntarse a que hora suelen coger el metro. Si es de 7,00 a 9,00 de la mañana, me parece una perogrullada, porque esta tan lleno que te sientes como una sardina en lata, la gente invade tu espacio vital, no porque quieran, sino porque no hay suficiente espacio fisico para todos. Te empujan, te miran mal, te tocan el culo, y te apretujan.

La campaña me parece muy mal. No me parece de recibo que se condene a alguien sin pruebas concluyentes. Por esa regla de tres, podriamos denunciar al vecino que nos cae mal porque nos mira con desprecio o a ese compañero de trabajo que es una mosca cojonera... Denuncia si, pero con pruebas.

Pasa un buen dia

 
At 1:20 a. m., Blogger joseSTEREO said...

has sido elegido conseller! enhorabuena!

sobre mi blog, decir que I'M FROM BARCELONA son todos ésos! Que son como una supermegapandi que graba canciones, creo que por eso transmiten ese rollito

y sobre lo de la denuncia, pues me parece que si te sientes acosado (y hay pruebas) estás en tu derecho de denunciar, pero me da la sensación de que hoy se denuncia por todo...

¿nos estamos volviendo más intransigentes? Yo me cambio de sitio y ya está, te vas a gastar una pasta en abogados para nada

 
At 11:49 a. m., Blogger .::| Peke | ::. said...

Pues creo yo que si ya es algo cotidiano, de siempre, ya raya en el acoso.

Si pasó hoy no y nunca más, no puedo decir que sea acoso. Eso digo yo.

 
At 2:42 a. m., Blogger doctor'shouse said...

Tienes razón en lo que cuando viajamos en transporte público, aunque nosotros nos llevemos nuestro propio entretenimiento (léase libros, mptreses y demás) parece como tengamos la necesidad vital de mirar lo de los demás. Por ejemplo, yo nunca cojo ninguno de estos periódicos gratis que dan (el qué el que menos) porque me parecen viles y repugnantes, pero una vez sentado en el metro y con alguien al lado leyéndolo, parece que me vaya la vida ene ello y me lo tenga que leer todo....Es que somos...
Yo la verdad es que siempre que hay alguien interesante y las circumstancias lo permiten porque va el vagón lleno (aunke a las 7 la mañana aun va un poco vacio), me acerco a él y le practico miniacosos, es algo que no puedo evitar, fregarme con un desconocido con la excusa de que hay mucha gente!Y de la denuncia,pues no opino, no sea que me vayan a denunciar a mi tbn!

 
At 10:05 a. m., Blogger ElRobel said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 10:05 a. m., Blogger ElRobel said...

Wenas, Pues a mi lo de denunciar a ese hombre me parece bastante exagerado; no se si recibira placer sexual desde el codo, pero vamos de ahy ha hacer aun campaña en su contra me parece exagerado, cuanto menos.

El otro dia en el metro delante mio dos viejos que no parecian conocerse, empezaron a rozarse los paquetes y a tocarse la polla por encima del pantalon de manera exagerada. Mientras otro hombre que estaba leyendo el periodico, en cuanto les vio, cerro el periodico y se puso a mirarles tranquilamente.
Unas paradas mas tarde tuve que pasar entre ellos con una mochila y una maleta.

Repugnante.

 
At 10:05 a. m., Blogger ElRobel said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 10:09 a. m., Blogger ElRobel said...

huy, que te lo he escrito tres veces, va mi internet como quiere :S

 
At 11:35 a. m., Blogger Mariana said...

Tu entreda me recordó a una que escribí hace muchísimo y quisiera compartirla contigo (ustedes - vosotros). Yo me lo cuestionaba un poco a la inversa... mmm... ¡qué raro! Se llama "El síndrome del asiento vació"

El espacio vital es tan importante que hemos dejado de verlo, pero lo olemos, lo buscamos y lo necesitamos.

http://elparquedelfraile.blogspot.com/2006_01_01_elparquedelfraile_archive.html

 
At 8:57 a. m., Blogger sony said...

Lo que pasa es que seguramente lo que quiere tocar con el codo, no son precisamente las costillas, sino mas arriba...me entiendes?

Ahora bien, la verdad se me hace una muy buena idea esa de tomarle una foto a cualquier acosador "de transporte público", ya que de verdad este tipo de personas son muy molestas. Y esque de verdad hay muchos hombres que yo ya he observado, son muy listos!, se hacen los disimulados y cuando menos te lo esperas, moles!, ya te pasaron a perjudicar!. Por eso hay que andar con mucho cuidado, sobretodo por acá en la Ciudad de México, donde "felizmente" habitamos 20 millones de personas.

Por otro lado, sí, es difícil el no enterarse de las noticias con el del periódico de al lado, en mi caso, al menos intento ser discreta, pero en efecto, si no leo la nota completa, me dan ganas de decirle al cuate: oye dame chance de leer lo que me falta no?, jajaja!

 
At 4:29 p. m., Blogger el cubano de la isla said...

También es un tema de costumbres, de idiosincracia, porque eso de irle leyendo el periodico al de al lado aca es lo mas común del mundo, y lo natural (si el tipo no es un "estirado") es que el dueño del periodico termine prestandotelo luego, o tu pidiendoselo.

A los tipos que les gusta molestar a las mujeres simplemente hay que montarles un buen escandalo, pero bueno supongo que aca nos pasamos en el tema de la invasion del espacio vital y que tenemos una conducta que la enciclopedia encarta define como "extremadamente sociables", un extremadamente que me suena a algo asi como: "joder con los cubanos"

Alguno de ustedes ha visto un tranporte público en la Habana?
El término "espacio vital" sencillamente desaparece :)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Estadisticas visitas
Internet MarketingContactosTacanoBecasFotolog