Me estoy mareando

martes, junio 13, 2006



Ahora que estamos inmersos en un referéndum y en unas próximas elecciones, cada vez que veo un debate político no puedo evitar acordarme de M.
Por aquello de integrar a todo tipo de público hace ya algunos años que muchos informativos se realizan con una intérprete de lenguaje de signos para sordo-mudos. En campañas políticas es increíble la de ventanitas que se abren a un lado del televisor para que este colectivo capte el slogan y pueda convertirse en un voto más.
Mi amiga M es traductora y ha trabajado para este colectivo durante muchos años. Uno de sus primeros trabajos fue el de asistir a meetings de algunos partidos políticos para traducir los discursos de forma simultánea. La colocaban en un rincón del escenario, en una discreta posición pero algo visible para algunas de las primeras filas, casualmente ocupadas en su mayoría por personas oyentes, es decir, sin ningún problema auditivo. Su público era más propio de un espectáculo de cutre-cabaret que de una campaña electoral. Se partían de la risa cada vez que veían sus gestos, la imitaban, intentaban desconcentrarla, la piropeaban etc. M pasaba unos nervios terribles y en el fondo se marchaba a casa pensando que su mensaje había llegado precisamente a un grupo de auténticos sordos, con sus facultades auditivas intactas, pero con una capacidad intelectual enormemente reducida y un respeto nulo.
Hace muchos años yo también realicé durante un año un curso de lenguaje de signos, que me entusiasmó. A pesar de sus limitaciones, es increíble como pueden sintetizar un mensaje, la riqueza de su vocabulario, la importancia de la expresión corporal más allá de lo que nosotros podemos entenderla y como el más pequeño de los errores en un gesto puede cambiar por completo el sentido de una frase.
En definitiva, que como dice el refrán (detesto los refranes pero éste me viene al pelo): "No hay más sordo que el que no quiere oir".

5 Comments:

At 10:57 p. m., Blogger joseSTEREO said...

pero realmente eso sirve para algo? verás, no tengo nada en contra de los sordos, por supuesto, pero me da a mí que si fuera sordo estaría reclamando que me "retransmitieran" el Salsa Rosa o algún programa más interesante...

me suena un poco a marketing social, me da a mí

 
At 1:57 a. m., Blogger Roque said...

A veces he coincidido en el tren con sordomudos hablando en lenguaje de signos, y te sorprende la velocidad a la que lo hacen.

Me imagino que debe ser más lento que el lenguaje oral, porque las palabras no comunes o nombres propios tienen que deletrearlos, así que no me extraña que ante la presión de la presencia de gente y tener que traducir la burradas que dicen los políticos tu amiga se pusiera nerviosa.

 
At 4:02 a. m., Blogger FENNEC said...

Recuerdo un amigo que estudiaba lenguaje de signos y me decía estas cosas:
- Los gay-sordos son mas putas que los osos. Que nadie lo tome como algo despectivo, simplemente reproduzco la frase de mi amigo. Según el los sordos con la limitación del lenguaje oral y su comunicación con su cuerpo hace que para ellos el sexo se convierta en una forma más de expresividad y tienen muchos menos tabues respecto a ese tema que los que oimos.
- No te preocupes si no sabes lenguaje de signos, si un sordo quiere comunicarse contigo ten por seguro que encontrara la manera.

Hay un programa de videoconferencias llamado Camfrog, y es increible lo popular que es entre los sordos, para ellos el poder ver varias cam a la vez de otros sordos y poder hablar con ellos sin necesidad de teclear debe ser genial. También me contaba mi amigo lo populares que son los moviles entre los sordos gracias a los sms

 
At 4:07 a. m., Blogger Me estoy mareando said...

El lenguaje de signos no es tan lento como imaginamos. Muchos personas por ejemplo tienen asignados determinados signos para no tener que deletrear su nombre constantemente, sucede lo mismo con determinadas palabras. En determinados grupos se desarrolla un vocabulario propio que agiliza las charlas. En cualquier caso, es vital la capacidad de observación.

Y respecto al sexo...también he oído lo mismo respecto a los sordos. Creo que uno de los lenguajes más universales que existen es el del sexo.

 
At 7:19 a. m., Blogger Funksturm said...

"Ni más ciego que quien no quiere ver". Por cierto, josestereo, no patronizes a los sordos. Recurriendo de nuevo a los refranes "Piensa el ladrón..."

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Estadisticas visitas
Internet MarketingContactosTacanoBecasFotolog