Me estoy mareando

jueves, junio 29, 2006


Todos sabemos que actualmente los contratos laborales no son como antaño. Durante mucho tiempo, el hecho de que te hicieran fijo en una empresa podía ser garantía de que terminaras jubilándote ene lla. Entrar en compañías como telefónica o Seat eraa casi como ganar una plaza de funcionario, ya que se las consideraba tan sólidas y estables que nadie temía por su puesto de trabajo.
Hoy en día un contrato indefinido sólo te grantiza que no vas a tener que preocpuparte por fechas de renovación.
En mi empresa nunca sabes cuál puede ser tu último día, mi jefe, de media, ha eliminado a un par de personas al mes durante este año, que son substituídas con la misma rapidez que él firma los despidos.
Mi trabajo es el de coordinaar dos departamentos básicos en la empresa y por lo general antes de que se produzca uno de estos despidos fulminantes, me advierten que a tal o cual persona no les asigne ninguna tarea. En este año y medio, el método siempre ha sido el mismo y son muchos los que han llegado a preocuparse cuando por algún otro motivo, no los he tenido en cuenta al iniciar la jornada. Durante algún tiempo, antes de comenzara mis funciones, los primeros minutos de cada mañana se hacían muy tensos.
El lunes despiden a un comercial y ya me han dado el aviso, que debe mantenerse en absoluto secreto para evitar problemas. Normalmente asumo esa parte de mi trabajo y soy consciente de que existen razones para que se haya llegado a esa decisión (no siempre las hay y no siempre son muy objetivas), pero en determinados casos, como éste, me cuesta cruzarme con la mirada de esa persona y aguantarla más de cinco segundos. Durante estos dos meses que ha estado trabajando, no es que le haya cogido un especial aprecio o que me lleve mejor con él que con los demás, pero sí que he sido testigo de sus esfuerzos por llegar a los objetivos. Mis habituales prisas me sirven como tapadera, pero en días como el de hoy esta hipocresía me satura.
Cuando llegue mi día imagino que nadie me lo dirá con antelación, las personas que lo sepan me sonreirán como cada mañana, encenderé mi pc como cada día y recibiré una llamada que me invite a subir a la sala de reuniones. Quizá, como he dicho antes, la mejor forma de aguantar esa presión, es pensar, que cualquier día, puede ser el último.

6 Comments:

At 2:23 a. m., Blogger Funksturm said...

Por diferentes ajustes y reorganizaciones, hace más de año y medio me quedé algo descolgado/descolocado en mi empresa. Desde entonces me pregunto prácticamente todos los días cómo sigo en plantilla y por qué no me despidieron en su momento, puesto que a nuestra dirección tampoco se le caen los anillos firmando despidos. Estoy contigo en que cualquier día puede ser el último y la tendencia es a que caiga en viernes...

 
At 4:04 a. m., Blogger joseSTEREO said...

por la actividad de mi empresa, sé que eso no puede pasar de un día a otro, salvo en determinadas fechas concretas... pero admito que vivir así sería un calvario... yo no podría

a mí una vez me dijeron que iban a echar a uno y desde el chivatazo hasta que se produjo la resolución lo pasé fatal...

fatal porque en ese intervalo el susodicho se compró un piso... menos mal que al final fue todo positivo...

 
At 7:16 a. m., Blogger Pablo said...

Lamento mucho que te tengas que ver en esas situaciones.

Yo trabajo en los medios de comunicación, y es como una merienda de negros. Nunca sabes lo que puede pasar, aunque también es cierto que los despidos individuales no son muy habituales. Cuando echan a alguien, van detras cuatro o cinco.

Salu2

 
At 9:42 a. m., Blogger Roque said...

Yo cada día que salgo del curro pienso que me quedan quince días más ( el tiempo del preaviso).

Por suerte, trabajo en la construcción y en este país de ladrillo y pandereta, todavía queda mucho hormigón por echar

 
At 8:48 p. m., Blogger el said...

.. ke presión es la tulla y que dificíl es lidiar con esas incomodas responsabilidades...

pero estoy de acuerdo con eso de pensar que tal vez ese día puede ser el último..

es buena idea eso de hacer a "prueba de sorpresas"

salu2

 
At 3:43 p. m., Blogger sony said...

Tienes toda la razón, y por lo que veo, esto sucede a nivel mundial, hay una chava de EU que me escribve que dice que tambien pronto espera que "le den las gracias" y a mi, pues, ya sabes, ya el viernes fui mi ultimo día de pago con la empresa en la que trabajaba, hoy día me encuentro desempleada.Mi hermana vive en Italia y allá la cosa no anda muy diferente que digamos, quiero imaginarme que una de dos, o ya somos muchos o se está dando una segunda revolución industrial, o mas bien, cibernética, porque ahora una computadora ya te puede sustituír, por ejemplo, si quieres reservar algun viaje, lo puedes hacer por internet, si quieres documentarte en el aeropuerto, lo puedes hacer por computadora, y asi sucesivamente.

No se que pasará en el futuro, cuando las máquinas prácticamente nos sustituyan por completo...

Jubilaciones?...jajaja!, realmente eso es cosa del pasado, triste, pero real.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Estadisticas visitas
Internet MarketingContactosTacanoBecasFotolog