Me estoy mareando

lunes, julio 17, 2006



Me quedan once días laborales para disfrutar de mis vacaciones.
88 horas
5280 minutos, si descontamos los minutos que tengo de descanso la cosa queda en unos 5060.
303600 segundos, de los cuales ya puedo ir restando los que estoy utilizando para escribir este blog desde el trabajo.

Un contador imaginario se ha instalado en mi mente y me temo que aunque al principio produzca cierto placer observar como disminuye y como la cifra va bajando, sé que días más tarde lo consultaré a todas horas, aumentándome el agobio.

En definitiva, lo que quiero decir, es que a medida que se acercan los días festivos, uno se las ingenia como puede para contar de todas las maneras posibles el tiempo, ir restándolo y que aparente pasar más veloz. Lo que interesa es el número que restas y a mayor cantidad, más optimismo se siente.
En un mismo día pasas por diferentes estados de ánimo que te hacen ver el futuro con cierto optimismo con frases alentadoras como: "venga que esto ya está chupao" o "estamos en julio así que tampoco te vas a matar a trabajar" o "ni te vas a enterar y ya estarás en el avión".
Minutos más tarde todo te parece todavía muy lejano, piensas en la de cosas que tienes que dejar listas antes de marcharte, en toda esa faena acumulada, te arrepientes de haber elegido determinadas fechas, crees que te están timando con el convenio y las normas de la empresa y miras con rabiosa envidia a los que ya están disfrutando de sus días.

Leo en un periódico consejos de un psicólogo para afrontar mejor el stress pst-vacacional, ya???

7 Comments:

At 10:14 a. m., Blogger .::| Peke | ::. said...

Creo que el mundo actual ha hecho que veas el tiempo de una manera diferente a como en realidad lo es.

Y como siempre, cuando se acerca la hora de salir del trabajo o que se acercan las vacaciones... Es una hora (por ejewmplo) y se te hace la más eterna del mundo y de tu vida, siendo que dura los mismos 60 minutos que ayer y los mismos 60 segundos tiene cada minuto.

Chale, el mundo es estrésico. Ya de naturaleza y en clases, en el trabajo o de vacaciones estás estresado por algo.

 
At 11:39 a. m., Blogger Peceirus said...

si, y en ocasiones dependiendo del trabajo que se desarrolle, una vez llegado el día, comienzas asufrir los días horas y minutos que te restan para volver al tajo! Como una gran tragedia griega, en la que la pesacdilla se muerde la polla, perdon, la cola!

 
At 1:08 p. m., Blogger joseSTEREO said...

asi estoy yo

contando las horas hasta la llegada a la meta, jejeje

saludines

 
At 3:04 p. m., Blogger Prote0 said...

A mi me pasa que cada vez que queda me nos para coger el tren, el bus o el avion para irme de vacaciones, una sensacion de vitalidad, plenitud y optimismo me invade completamente. La gente dice que tengo mas chispa, que soy mas gracioso, que veo la vida de color de rosa... Es el poder de las vacaciones.

No pienses mucho en el sindrome post-vacacional. Disfrutalas a tope. Y lo que venga despues, que llegue.

Un abrazo

 
At 4:49 a. m., Blogger Roque said...

Ya va quedando menos... ojala pudiésemos adelantar el tiempo, porque el verano en Madrid es insoportable

 
At 1:27 a. m., Blogger el said...

tu agunatam ke no te ganen esas ancias. piensa en todo ese placer ke disfrutaras dentro de unos cuntos días.

piensa el lo lindo ke es descanzar.

ya falta menos.

 
At 4:34 a. m., Anonymous Anónimo said...

Cuando no tienes vacaciones en verano, estas crisis las tienes más que superadas.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Estadisticas visitas
Internet MarketingContactosTacanoBecasFotolog